Pulsa «Intro» para saltar al contenido

Respetar marcas viales amarillas o blancas.

Las marcas viales amarillas por obras prevalecen sobre las blancas, es un hecho popular que todo el mundo tiene asumido, pero lo no se sabe es que tienen una particularidad y es muy interesante conocer cual es.

Las marcas viales amarillas no están contempladas explícitamente en el Art. 144 del reglamento de circulación, es decir, no vienen contempladas directamente como Señales circunstanciales y de balizamiento. Art. 144.

Recordemos el orden de prioridad de las señales. Art. 133. del reglamento. 1º Agentes, 2º Señalización Circunstancial o de balizamiento, 3º Semáforos, 4º Señales verticales, 5º Marcas viales.

El caso es que el artículo 144 del citado reglamento es el único que identifica que señalización es circunstancial o de balizamiento y no están las amarillas, pero lo curioso es que tampoco habla nada de obras, por lo tanto, las amarillas por obras, en principio, no cumplen esa condición.

Por otro lado, las marcas viales amarillas por obras vienen recogidas y reguladas en el art. 140 del reglamento, donde se nos dice que cuando se señalicen tramos de obras, las marcas viales serán de color amarillo, pero no nos dice nada más respecto al orden de prioridad que deben ocupar.

Para entender que las marcas viales amarillas por obras están por encima de las blancas en el orden de prioridad, tenemos que presuponer, de manera tácita, que las obras son una circunstancia que altera el régimen normal de utilización de la vía, circunstancia que SI viene recogida, en el Art 133 relativo al orden de prioridad. Es decir, no son circunstanciales conforme al art. 144 pero si dependen de una circunstancia modificando el régimen normal de utilización de la vía. Art 133 punto b.

Por este motivo, una línea amarilla, en un tramo de obra, tiene prioridad sobre cualquier otra línea longitudinal de color blanco.

El ascenso de «rango» de este tipo de señales en el orden de prioridad NO se obtiene «por las obras» ni por ser circunstánciales conforme al Art. 144, sino por depender de una circunstancia que modifica el régimen normal de la vía, puesto que así está contemplado en el Art 133 punto b.

Por lo tanto tenemos que concluir, que la señalización por obras, en este caso, las señales viales amarillas de la calzada «cuando hay obras», prevalecen sobre los semáforos, sobre la señalización vertical y por supuesto, sobre las marcas viales de color blanco, ya que estas últimas están abajo del todo en el orden de prioridad indicado en el Art. 133 del reglamento. Autoescuela en Huelva.

Sé el primero en comentar

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *