Pulsa «Intro» para saltar al contenido

¿Cómo actuar en carretera en caso de avería del vehículo?

Este artículo va a estar enfocado, exclusivamente, en la Seguridad Vial y va a resumir, en siete puntos clave, la forma más segura de actuar en caso de que una avería súbita de nuestro vehículo nos impida continuar la marcha.

Si la avería te permite continuar la marcha, debes reanudarla lo antes posible, y si aún así, precisaras de un servicio de auxilio, deberás dirigirte a la primera salida disponible, incluso usando el arcén para circular, quitándote del torrente circulatorio, pero sin detener el vehículo hasta haber tomado la salida. (Aunque fuera a una velocidad reducida).

Determinados colores de testigos del cuadro de mandos o ruidos anómalos pueden ser motivo suficiente para detener la marcha de manera inmediata. Click AQUI.

En caso de que la avería no nos permitiera continuar la marcha.

Deberás detenerte donde cause el menor obstáculo a la circulación, a ser posible fuera de la plataforma, de no ser posible, en el arcén derecho de la vía, y si tampoco hubiera arcén, lo más cerca posible al borde derecho de la calzada.

Ningún ocupante del vehículo puede transitar o permanecer en la Calzada o el Arcén. Si las condiciones de circulación no permitieran a los ocupantes abandonar el vehículo con seguridad, permanecerán en el habitáculo con el cinturón abrochado.

Iluminar el vehículo. Activar las luces de emergencia, posición o galibo si dispone de ellas. Si hay luz de preseñalizacíon de peligro (V-16), activarla, sacar la mano por la ventanilla y colocarla en el techo del coche. Si tienes triángulo de preseñalización, colocarlo únicamente si las condiciones de la circulación lo permiten, y siempre, previa colocación del chaleco reflectante.

4º Solo en el hipotético caso de que existiera un lugar seguro o refugio fuera de la plataforma de circulación, y siempre y cuando no exista riesgo, todos los ocupantes deberán salir por el lado contrario al flujo del tráfico, y permanecer en ese lugar seguro, de lo contrario, permanecerán sentados y con el cinturón abrochado.

Si la avería desemboca en un incendio, el conductor aproximará su vehículo todo lo posible hacia su derecha, apagará el motor y dejará la llave puesta y las puertas abiertas. Tanto el conductor como los demás ocupantes abandonarán el vehículo, dirigiéndose rápidamente fuera de la plataforma de circulación, es decir, fuera incluso del arcén.

Avisar a los servicios de auxilio. En autopista o autovía se podrá utilizar el poste de socorro más próximo para solicitar auxilio siempre que las condiciones lo permitan, previa colocación del chaleco reflectante. Si las condiciones de visibilidad o flujo de tráfico no lo permitieran, se esperará a que sean favorables. Ninguno de los ocupantes del vehículo podrá transitar por la calzada.

Si eres conductor y observas un vehículo averiado no aumentes el riesgo de accidente inútilmente. Continua con tú velocidad y si puedes, ponlo en conocimiento de los servicios de auxilio o seguridad en carretera, dando kilómetro y ubicación.

Sé el primero en comentar

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *