Pulsa «Intro» para saltar al contenido

Realiza los giros en ciudad como un profesional

El típico atasco en ciudad, unos van por aquí, otros tiran para allá y al final la cosa se soluciona, en el mejor de los casos, con una buena pitada y en el peor de los casos con una pequeña colisión. Todos creemos que llevamos razón, unos porque se creen prudentes, otros porque ya habían ocupado el carril antes que el otro, en fin…

Si eres de los que tienes interés por saber como hacer bien las cosas, aquí te voy a dar unos consejos ilustrados con fotografías y te voy a remitir al reglamento, para que veas que es lo más correcto en cada caso.

Los giros están parcialmente regulados en el Reglamento de la Circulación y digo parcialmente porque hay situaciones que pueden escaparse un poco de la propia redacción misma del texto, pero tenemos que tomar las premisas básicas para, a partir de ahí, configurarnos la estrategia más correcta y segura a la hora de afrontar un giro en una intersección.

El art. 74 del reglamento de la circulación y el art. 30 de la actual Ley de Tráfico nos da un primer precepto; cualquier cambio de dirección debemos advertirlo previamente y con la suficiente antelación. Esto es importantísimo, y en realidad casi siempre da la impresión de que el intermitente lo dejamos justo para el último momento de realizar el giro. TOMA NOTA.

El segundo precepto y no menos importante es, que cuando el giro implique un desplazamiento de carril, los vehículos que ya circulaban por ese carril tienen prioridad, por lo tanto, el uso de los espejos y la visión directa, en este supuesto, se hace prácticamente inevitable.

El tercer precepto y para mí, el más importante de todos es, la colocación del vehículo. La Ley nos dice que, para realizar un giro a la derecha, nos tendremos que ceñir obligatoriamente al borde derecho de la calzada, y si el giro es a la izquierda, a la marca longitudinal de separación entre sentidos. (La colocación del vehículo en el lugar adecuado se efectuará con la necesaria antelación, Art 75 RC). Es verdad que cabe la posibilidad de que se pueda señalizar y acondicionar el giro de otra manera, pero lo básico es ceñirse al borde derecho, a la marca longitudinal de separación entre sentidos o al eje de la calzada.

Giros a la derecha en ciudad en vías de múltiples carriles.

Imagen A. Giro a la derecha, vías de múltiples carriles.

Lógicamente no te voy a dibujar una intersección sencilla, te voy a dibujar una intersección algo más compleja para que veamos como podemos aplicar lo que nos dice el reglamento.

Basándonos en la Imagen A y conforme lo que nos dice el reglamento de la circulación, el vehículo que estaría mejor posicionado para realizar el Giro a la derecha es el Coche Azul, aunque el coche rojo tiene permitido el giro igualmente desde esa posición. Pero, el que mejor colocado está es el AZUL. En la imagen vemos que la intersección no encauza las trayectorias de giro.

Que puede ocurrir en situaciones así, pues que el AZUL no sea un turismo, que sea un autobús o un tráiler, simple y llanamente. Por este y otros motivos no contemplados en el reglamento de la circulación, lo básico es que el que está mejor colocado para realizar el giro es el vehículo azul, ya que cumple el precepto de la ley y cumple con la señalización horizontal de la calzada, es decir, las flechas de dirección.

Giros a la izquierda en ciudad en vías de múltiples carriles.

Por otro lado, los giros también pueden ser a la izquierda. Los giros a la izquierda siempre son un poco más complicados. En ciudad, habitualmente, están casi siempre regulados por semáforos, pero cuando no lo están, tenemos que saber que podemos interferir con la trayectoria de un mayor número de vehículos, de ahí su mayor complejidad.

Imagen B. Giro a la Izquierda, vías de múltiples carriles.

En la imagen B, observamos una intersección similar a la anterior, pero en este caso, está habilitada para dar más fluidez a los vehículos que pretenden girar a la izquierda.

Para esto, dos de los carriles están habilitados para el giro a la izquierda. De los dos vehículos, el que estaría mejor colocado en este caso es el vehículo Rojo, por estar ceñido a la marca longitudinal de separación entre sentidos. Cumple los tres preceptos del artículo 75.

El azul, legamente, también está bien colocado, pero es más susceptible de estar en una posición comprometida en el caso de que vehículos voluminosos estén situados en el eje de la calzada para realizar el mismo giro a la izquierda.

En los cambios de dirección a la izquierda tendríamos que aplicar un cuarto precepto, concretamente, nos tendremos que abstener de realizar la maniobra cuando se trate de un cambio de dirección a la izquierda y no exista visibilidad suficiente, por ejemplo, un vehículo a la izquierda que nos impida ver bien.

Como vemos, ambos carriles permiten el giro, pero la intersección no encauza las trayectorias de giro mediante líneas longitudinales, por lo tanto, el que siempre va a estar en una mejor posición para todo va a ser el vehículo rojo, ya que cumple con los preceptos de la ley y cumple con la señalización horizontal de la calzada.

Por último, cabe mencionar que, en este tipo de intersecciones, estaría permitido cambiar de carril dentro de la intersección al igual que está permitido cambiar de carril en el interior de una glorieta, el único requisito es realizar la maniobra de manera correcta y segura.

Sé el primero en comentar

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *